Método para la localización de fugas muy pequeñas

Para nosotros, las fugas muy pequeñas son daños en las tuberías en las que el sonido del medio que fluye no se puede medir con los métodos de localización acústicos. Este puede ser el caso si, por ejemplo, fluye muy poca cantidad de medio por las fisuras o si no hay suficientes puntos de medición para los sensores de sonido o están muy distantes. Para resolver estos problemas, Sewerin ofrece un servicio que consiste en la aplicación de gas trazador.

El campo de aplicación incluye la localización de fugas en las tuberías y en todo tipo de contenedores, especialmente en el caso en que la prueba de la presión arroje resultados negativos.

Si durante una prueba de presión, con equipos de medición en tuberías colocadas recientemente, se comprueba una ligera pero constante caída de la presión, es muy probable que en un tubo lleno de agua haya un goteo inaudible u otros daños que no pueden ser registrados acústicamente.

Debido a que éstas y otras dificultades similares no pueden determinarse acústicamente o aplicando otra tecnología de medición, las tuberías presurizadas con aire también sufren daños, así como los sistemas de tubos neumáticos o los sistemas de tubos para cables sometidos a cargas pesadas.

Para la localización de fugas con el método de gas trazador descrito aquí se utiliza una mezcla de nitrógeno e hidrógeno. Después de que la mezcla de gases fluye por el lugar dañado, se dirige hacia la superficie penetrando el suelo y es detectado. (El término inglés "tracergas" es el equivalente de "gas detector").

Para explicar este método se utilizó una tubería colocada recientemente, cuya prueba de presión arrojó resultados negativos.

En primer lugar, se elimina el agua de la sección de la tubería que se quiere comprobar y si hay puntos profundos, se utilizan rascadores de espuma para secarlos. A continuación, la tubería se sella por ambos extremos (p. ej. con bridas ciegas) y se llena. Por el lado de llenado de gas y por el lado de la ventilación se instala una llave de cierre con rosca interior de 1". La cantidad de gas necesaria, que depende de la presión de llenado y del volumen de la tubería, se mantiene en botellas de gas a presión. La presión del gas trazador durante el llenado debe ser al menos tan alta como el valor más bajo al que haya caído la presión durante la prueba. De esta manera se asegura que el gas trazador escape también del punto de fuga, ya que existen puntos de fuga que se vuelven a cerrar por debajo de una cierta presión (sobre todo en el caso de manguitos sellados por juntas de goma).

El gas trazador reúne características importantes y esenciales:

  • No es combustible
  • No es explosivo
  • No es tóxico
  • Sin sabor
  • Inocuo para el medio ambiente
  • Más ligero que el aire

La sensibilidad en el rango de ppm significa que 10 ppm (partes por millón) ya representan un nivel máximo en el rango de medición más sensible del detector de fugas de gas.

Para una localización precisa, en la sección de la tubería que indica la presencia de gas se hacen agujeros para sondeo. Allí se medirá la concentración de gas. La fuga debe estar en el agujero con la mayor concentración detectada.

En la práctica, el procedimiento de localización de fugas depende de las condiciones específicas del lugar. Así, por ejemplo, la detección del trazado del tubo tiene sentido sólo si el gas ha tenido tiempo de dispersarse hacia la superficie. Por experiencia se supone que se han escapado aprox. 400 l de gas. El tiempo de espera depende de la caída de la presión. Éste puede durar varios días si los puntos de fugas son muy pequeños. Es importante señalar que de una fuga de gas se escapa una cantidad de gas aprox. 10 veces mayor que de agua. Otro aspecto importante es el terreno circundante. Cuanto más húmedo y cohesivo sea el suelo, más lento llegará el gas a la superficie. Las superficies de asfalto y de cemento son también un obstáculo. Los agujeros de sondeo deberán perforarse en la superficie sólida a razón de aprox. 2 metros de separación

El método de gas trazador puede aplicarse a los cuerpos huecos que se llenen o ventilen desde 2 puntos, por ejemplo:

  • Tuberías de gas
  • Tuberías de agua
  • Sistemas de calefacción
  • Sistemas de aguas residuales
  • Sistemas de rociadores
  • Cables de telecomunicaciones
  • Sistemas de tubos neumáticos
  • Sistemas de tubos para cables sometidos a cargas pesadas
  • Tanques
  • Recipientes a presión

Este método no se puede utilizar o su utilización es posible es determinadas condiciones, en los siguientes casos:

  • Colocación de tubería de revestimiento
  • Aislamiento cerrado del tubo con fluido (calefacción urbana)
  • Camino pantanoso o inaccesible

El uso del método de gas trazador con buenos resultados depende de muchos factores. Por lo tanto, es necesario consultar a los especialistas antes de cada aplicación. En una primera conversación telefónica se preguntan todos los detalles necesarios, se discuten las soluciones y se acuerdan plazos obligatorios.

Esto allana el camino para lograr la localización exitosa de fugas, que depende esencialmente de los conocimientos y de la experiencia del personal.

Contacto:

Obremo-Sewerin S.L.

Teléfono:+34 963 577603
Fax:+34 963 178184
Internet:www.obremosewerin.com
E-mail:jjhernandez[at]obremosewerin.com